Pedir ayuda


Muchas veces intentamos manejar las cosas por nuestra cuenta y evitamos pedir ayuda, aunque sea difícil aceptarlo, no siempre es posible hacer y manejar cada situación por nuestra cuenta. A veces debemos admitir que no podemos hacerlo todo y recordar qué  somos humanas después de todo. 


¿Por qué es tan difícil pedir ayuda? 


Pedir ayuda puede ser difícil, nos hace sentir incómodes porque requiere ceder el control a otra persona. Otro temor es ser percibide como necesitade. No queremos parecer incompetentes. También tenemos miedo a ser rechazades cuando pedimos ayuda. Muchas personas creemos que está mal perder el tiempo de otra persona pidiéndole ayuda o pidiéndole qué nos escuche.

¿Qué puedo ganar pidiendo ayuda?

  • Cumplir con mis objetivos en lugar de quedarme sin avanza. Cuando no nos sentimos segures de nuestro próximo paso, pedir ayuda nos apoya a sentirnos aliviades porque tenemos más confianza en lo que tenemos qué hacer.    
  • Trabajar en equipo. Al pedir ayuda le damos la oportunidad a la otra persona de que comparta su experiencia con nosotres.   
  • Reforzar mis lazos con esa persona al pedir ayuda. El mensaje que le doy es que admiro su experiencia o habilidades. 
  • Conectar con mi círculo de apoyo, mi grupo, mi manada. 
  • Enraizar mi resiliencia. Pedir ayuda nos permite rodearnos de personas que pueden hacernos sentir bien y nos facilita superar los contratiempos y crecer.
  • Mejorar mi salud mental. Sentirme conectade con las otras personas y aprender cosas nuevas me hace sentir bien. 
  • Pedir ayuda puede hacerte sentir agradecide. Sentir y expresar gratitud nos hace muy bien.

Referencias:

https://www.psychologytoday.com/us/blog/tracking-wonder/202002/4-tips-effectively-ask-help-and-get-yes

https://blog.innerdrive.co.uk/why-its-good-to-ask-for-help

Investigación: LMR

Diseño: PP