Estereotipos en la publicidad y redes sociales

Los estereotipos van formando una idea de la perfección que afecta la visión sobre nuestras cuerpas porque impone una dinámica en la que nos estamos comparando siempre con un “ideal”. Esto afecta la autoestima y puede traer problemas de depresión y ansiedad. 

Los roles que se mantienen en la publicidad sexista influyen en el desarrollo cultural de las sociedades porque imponen dinámicas donde se determinan actividades especificamente para las mujeres. Por ejemplo los comerciales de las labores del hogar están dirigidos a las “mamás” o a las mujeres que ejercen las labores del cuidado. Definiendo el rol sobre el papel de las mujeres en los hogares y exonerando la responsibilidad de las demás personas en el hogar. 

La invasión de la publicidad en las redes sociales con las marcas, determina el estándar sobre los cuerpos de las mujeres, en los gustos por la ropa, el exceso de consumo de productos de belleza. También existe un discurso antiedad. El paso del tiempo es definido como una condena para las mujeres, logrando que se perpetúe el miedo a envejecer, engordar y cambiar. 

La relación de la perfección de la imagen con el éxito de lo que debe ser una persona a determinada edad, da la posibilidad a continuar perpetuando la figura del “tren”. Es decir, las mujeres a cierta edad ya deben tener casa, hijes, matrimonios felices, sin tener en cuenta los factores socioeconómicos para tener oportunidades laborales y estudio. A su vez esto hace parte del discurso neoliberal de “el que es pobre es porque quiere”. En efecto a quienes más condena es a las mujeres. 

La visión personal de lo que estamos construyendo del nivel de éxito hace parte de los sueños y aspiraciones personales a las que estamos en capacidad de acceder. Esto quiere decir que la aporofobia se incrementa a la par de los estereotipos de vidas que se ven en redes sociales, de imágenes suntuosas perpetúan el exceso de compras y la idea de que todo tiene que ser nuevo todo el tiempo.

Esto no solo es discriminatorio sino no es comparable con la realidad social y económica de los países en los que vivimos.

Fuente: https://pyme.lavoztx.com/tipos-de-estereotipos-en-la-publicidad-5289.html

Ilustraciones de PP

Trauma indirecto

¿Experimentas sentimientos persistentes de ira, rabia y tristeza por la victimización de tus colegas, personas que conoces, gente con la que convives?

¿Te involucras emocionalmente con tu entorno y experimentas culpa, vergüenza, sentimientos de inseguridad?

¿Estás preocupada pensando en hechos tristes o violentos fuera de tu situación laboral?

¿Tienes fantasías de terror y/o rescate?

¿Sientes que pierdes la esperanza o que te expresas con pesimismo o cinismo, distanciamiento, entumecimiento, desapego?

¿Evitas escuchar historias de experiencias traumáticas tuyas o de otras personas?

¿Evitas escuchar historias de experiencias traumáticas tuyas o de otras personas?

¿Tienes dificultad para mantener límites profesionales en tu trabajo?

¿Tratas de hacer más de lo que se espera de tí para ayudar a los demás?

Si haz respondido SI a más de unas preguntas es posible que estés experimentando trauma indirecto.

El trauma indirecto es un proceso que resulta del compromiso empático con les sobrevivientes de un trauma, exposición a noticias violentas o situaciones tóxicas recurrentes. Toda persona que se relacione con empatía con incidentes traumáticos, tortura y material relacionado con trauma, puede verse potencialmente afectada; sobre todo si la experiencia conecta con experiencias que han vivido personalmente en el pasado.

Algunos consejos si crees que puedes estar sufriendo un trauma indirecto. Intenta seguir estas estrategias de autocuidado y de cuidado comunitario para reducir los riesgos.

1) Aumenta tu autoobservación: reconoce y registra tus signos de estrés, trauma indirecto y agotamiento.

2) Cuídate emocionalmente: participa en actividades relajantes y relajantes, fomenta tu cuidado personal.

3) Cuida tu bienestar físico y mental.

4) Mantén un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida; promueve tus intereses externos.

5) Sé realista sobre lo que puedes lograr.

6) No asumas la responsabilidad del bienestar de todes, bríndales herramientas para que se cuiden por sí mismes.

7) Equilibra tu carga de trabajo: contenido relacionado con violencia, no violencia, otros contenidos.

8) Toma descansos regularmente, tómate un tiempo libre cuando lo necesites.

9) Busca apoyo de colegas y miembros de tu familia.

10) Crea tu red de apoyo, especialmente importante para las periodistas y activistas con menos experiencia.

11) Utiliza el apoyo de tus compañeras y las oportunidades para informarte y formarte en temas de autocuidado.

12) Si lo necesitas, realiza terapias grupales o individuales por tiempo limitado.

También hay factores organizativos importantes que pueden aumentar el riesgo de que una persona sufra un trauma indirecto, que deben evaluarse y abordarse. Habla con tu editora, tu directora, jefa directa o clienta. Es vital hablar del tema.

Fuente: https://www.bma.org.uk/advice-and-support/your-wellbeing/vicarious-trauma/vicarious-trauma-signs-and-strategies-for-coping

Ansiedad y Segunda Ola del Covid-19

En estos tiempos de pandemia resulta fundamental cuidar nuestra salud emocional. 

A continuación unos consejos para afrontar la segunda ola:    

  • Reconoce y acepta tus emociones: fingir que algo “va bien” sólo va a traerte consecuencias negativas. Es fundamental que identifiques qué emoción estás sintiendo para luego gestionarla. 
  • Toma nota de tus frustraciones: Escribir un diario es una forma de curar una mente inquieta. 
  • Realiza ejercicios de bienestar, meditación y relajación: son también una buena herramienta para el equilibrio mental. La meditación ha demostrado científicamente su eficacia para prevenir los pensamientos negativos repetitivos y es capaz de disminuir el nivel de activación de la amígdala de forma duradera a largo plazo.
  • Evita el “doomscroling”: el navegar en Internet sobrecargándonos con noticias negativas.  
  • Céntrate en al ahora: Centrarnos en lo que realmente está a nuestro alcance en cada situación, centrarse nos permite pasar a la acción. 
  • Mírate: Tómate unos minutos a diario para darte cuenta de cómo estás, qué pensamientos tienes y qué mensaje te estás mandando. 
  • Valórate: Apunta al final del día lo que has hecho bien y trata de aceptar las dificultades que te hayas encontrado.

Referencias: 

https://www.cuerpomente.com/blogs/ramon-soler/como-afectara-psicologicamente-segunda-ola-pandemia-covid-19_7151

https://psicologiamonzo.com/covid-19-y-segunda-ola-agotamiento-psicologico/

Investigación de LMR

Tejiendo Fuerza

En estos tiempos de crisis y tensión extrema queremos reconocer y agradecer el poder de la comunidad, la fortaleza de la sororidad y el conocimiento casi ilimitado que tenemos en nuestros contextos locales. Todas ustedes son manantial de apoyo, auto cuidado, sanación y enseñanzas ancestrales. ¡Gracias!

La equipa de Vita Activa lo pensó mucho y hemos decidido acompañarlas con Tejiendo Fuerza, una serie de Círculos de Apoyo en Whatsapp. Estos espacios están diseñados para las personas y comunidades que requieren acompañamiento, apoyo emocional, contención y manejo de crisis y que se sienten cómodas hablándolo juntas.

¡Si! Dosis de autocuidado y auto apoyo diario, fuentes de contacto humano y sororidad, espacios para compartir quejas, dolores, esperanzas e ideas de futuro.

La idea es simple, nuestro ofrecimiento es gratuito, confidencial y responsable. Nos comprometemos con la salud mental, estabilidad emocional y seguridad, de cada una de las integrantes de los grupos.

Si tienes preguntas estamos aquí y en redes cuando nos necesites…