Amor a la cuerpa

Es importante comprender que no es correcto opinar sobre las cuerdas de las personas. Es violento y no es productivo. Ahora, lo que parece un reto mayor es poder mejorar nuestro lenguaje interno, la forma como nos hablamos a nosotras mismas sobre el tema.

Les proponemos un ejercicio: Mirémonos al espejo y digamos en voz alta todo lo que nos gusta de nosotras mismas.

¿Qué queremos decirnos?

Ilustraciones de Patricia Polanía

Buscando validación

¿Qué es la validación?

Para la Dra. Karen Hall, la validación es el “reconocimiento y aceptación” de la experiencia interna de otra persona. La validación es importante porque alimenta nuestras relaciones interpersonales y ayuda a aliviar los sentimientos incómodos. Saber que te entienden y que tus emociones y pensamientos son aceptados por tu círculo cercano te hace sentir bien. 

La validación externa es importante, pero la autovalidación también lo es.

La autovalidación es a aceptar nuestra experiencia interna, es decir; nuestros pensamientos y sentimientos. Muchas veces aparecen sentimientos que nos sorprenden o pensamientos con los que no estamos de acuerdo, si nos juzgamos por tenerlos, aumenta nuestro malestar emocional. Sin embargo, la autovalidación nos ayuda a manejar nuestras emociones y pensamientos de forma más efectiva.

Cuando validamos nuestros sentires, nos estamos aceptando y conociendo mejor lo que tiene consecuencia en un mejor manejo de las emociones intensas. La autovalidación ayuda a nuestra sabiduría. Pero si anteponemos la aprobación o reconocimiento de otra persona a nuestros propios sentimientos, necesitaremos la validación externa de otra persona de forma continua.   

¿Cómo poner en práctica la autovalidación?

– Ser consciente de tus emociones. Se sensible a lo que tus emociones y tus pensamientos pueden estar diciendo acerca de lo que necesitas. 

– Estar presente. No reprimas o adormezcas tus emociones. Estar presente significa escucharte a ti misma, sentir el dolor de la tristeza, el miedo, etc.

– Aceptar las emociones ayuda a desarrollar resiliencia. Estar presente para ti misma valida que eres importante.

– Tratarse con respeto. Mírate a ti misma como alguien igual a los y las demás. Tu experiencia tambien es importante.

– Anticipar tus emociones y pensamientos basándote en la información que tienes. 

– Normaliza tus emociones. Nuestras reacciones emocionales son algo normal. Todo el mundo tiene emociones. Nadie es feliz todo el tiempo. Es normal sentirse triste, enojada, herida, avergonzada, etc.

A veces no estarás segura de lo que sientes o piensas. En estas situaciones, es posible que te hagas estas preguntas: “Si alguien más estuviera en esta situación, probablemente se sentiría triste. ¿Estoy triste?” También puedes suponer observando las acciones que realizas. Si quieres esconderte, quizás estés sintiendo vergüenza.

Referencias:

https://www.psychologytoday.com/us/blog/pieces-mind/201407/self-validation

https://www.thinkclinicalpsychologists.com.au/2017/04/07/self-validation-what-is-it-why-do-i-need-to-practice-it/