Crisis de ansiedad

La ansiedad, como el estrés, es una respuesta del organismo ante situaciones límites. Se caracteriza por una sensación de angustia leve o miedo y la aceleración del ritmo cardíaco y la respiración, sudoración o sensación de poca tensión muscular. 

Una crisis de ansiedad, sin ser un hecho grave para la salud, genera una situación de pánico que cursa con unos síntomas muy similares a los del infarto, hasta el punto de que puede confundirse con él. Ocurre de forma instantánea, sin previo aviso, y alcanza su máxima intensidad en cuestión de muy pocos minutos, pudiendo prolongarse otros minutos más.

Los síntomas de una crisis de ansiedad

La sintomatología puede variar en cada persona, pero se considera que se ha producido una crisis de ansiedad cuando se producen cuatro o más de los siguientes síntomas:  

  • Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca (taquicardia).
  • Sensación de ahogo, con respiración rápida.
  • Opresión en el pecho.
  • Miedo o pánico. Literalmente, sentirse a morir.
  • Sudoración o escalofríos.
  • Temblores.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Mareo o incluso desmayo.
  • Sensación de irrealidad.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo.

Causas de una crisis de ansiedad

Hay problemas físicos que pueden desencadenar (hipertiroidismo, consumo del alcohol o drogas, etc.) pero lo más habitual es que este tipo de episodios se asocien a causas de índole psicológica, como el estrés.

La crisis de ansiedad 

No debe confundirse con lo que en psiquiatría se denomina como trastorno de ansiedad generalizado. Mientras que en este caso la persona se encuentra permanentemente mal o de forma recurrente. Aquellas personas que sufren una crisis de ansiedad se encuentran perfectamente antes de que ocurra o entre una crisis y otra.

¿Qué hacer ante una crisis de ansiedad?

1. Lo primero es mantener la calma, no dejarse llevar por el miedo y tratar de normalizar la respiración inspirando por la nariz y expirando por la boca de forma rítmica y cada vez más pausada.

2. Tomarse el pulso. Mientras se realiza esta maniobra se puede comprobar como el ritmo cardíaco recupera poco a poco la normalidad.

3. En cualquiera de los casos es importante consultar al médico y tratar de identificar qué ha motivado la crisis de ansiedad o si existe algún trastorno psicológico subyacente

4. Cuando el estrés ha sido el desencadenante de la crisis, en la mayoría de los casos no es necesario ningún tipo de tratamiento, sino adquirir hábitos saludables de vida que ayuden a prevenir nuevos episodios. 

5. El ejercicio físico es una buena manera de descargar el estrés y relajarse.

Fuentes:

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/psicologia/crisis-ansiedad.html

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/anxiety/symptoms-causes/syc-20350961

Vita Activa US Elections Mental Health Task Force

Is covering the US Elections, Racial Injustice and the Pandemic exposing you to online violence and/or burning you out? 

Vita-Activa.Org is a *confidential-anonymous-free* helpline providing psychological first aid and peer support to women, POC & LGBT journalists, reporters and media professionals. Hablamos Español.

CONTACT US

Whatsapp/Telegram/Signal +52155-8171-1117 

Email us: support@vita-activa.org 

VOLUNTEER

Training sessions on psychological first aid and peer support from Oct 26 – Nov 2nd.  Register HERE

DONATE

Your support will get us to provide support for as long as the journalists need it in the US.

Use PayPal or Zelle: payments@prooftype.com 

Send us an email if you are having trouble with either platform: support@vita-activa.org 

SHARE THIS MESSAGE

#sharing is caring

El arte del bien dormir

¿Qué es la higiene del sueño?

Son un conjunto de prácticas que se hacen necesarias para dormir bien. Cuando hablamos de conciliar el sueño por la noche no es sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Cómo duermes va a influir en tu rendimiento durante el día, en tu bienestar y en tu lucidez.

¿Por qué es importante dormir?

El ser humano invierte en promedio un tercio de su vida en dormir. Dormir es una actividad necesaria, porque con ella se restablece el equilibrio físico y psicológico básico de las personas. La necesidad de sueño cambia, en cada persona, de acuerdo a la edad, estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que nos permita realizar las actividades diarias con normalidad.

¿Cuánto es el tiempo necesario para tener un sueño saludable? 

Aunque existe amplia variabilidad individual (por ej: los niños requieren mucho más tiempo de sueño), en general es recomendable que un adulto sano duerma de 7 a 8 horas/día en un entorno adecuado para el descanso. 


Un entorno adecuado para el descanso implica:   

1. Una habitación que permita controlar la estimulación lumínica, el ruido y una temperatura agradable.   

2. Los materiales del colchón, ropa de cama y almohadas deben ser confortables y que la decoración sea suave.    

3. Los equipos electrónicos (televisor, equipos de sonido, computadora e incluso teléfono celular), deben estar fuera de la habitación de tal manera que el cerebro asocie la cama con dormir y no con otro tipo de actividades (trabajo, estudio, alimentación, etc.).

4. El consumo de alimentos, de bebidas estimulantes y el ejercicio fuerte inmediatamente antes de ir a dormir, pueden afectar el sueño.

5. Mantener horarios estables, incluso durante los fines de semana, ayuda a mejorar la calidad del sueño.    

Estrategias para mantener una mejor calidad en el sueño

Adaptarse a situaciones nuevas y estresantes, como las que se presentan durante una pandemia puede ser difícil. Es recomendable enfrentarlas con calma y considerarlas.    

1. Establecer una rutina de sueño: Evitar cambios de más de 2 horas en estos horarios; si es necesario se puede reprogramar la alarma y establecer una hora fija para iniciar las actividades diarias.

2. Prepararse para ir a dormir: Tomarse el tiempo (1 hora, más o menos) para actividades relajantes antes de dormir; ejercicios de estiramiento, relajación o meditación, lectura suave, un baño caliente o incluso un vaso de leche tibia pueden ayudar.

3. Mantenerse activa durante el día: Dejar la cama, bañarse y arreglarse, aún cuando no se vaya a salir.

4. Reducir el tiempo en pantalla: La luz azul de computadoras, tabletas y celulares, interfiere con el proceso que promueve el sueño, por lo cual, deben usarse hasta máximo 1 hora antes de ir a dormir, preferiblemente fuera de la habitación.

5. Evitar el uso de medicinas o alcohol para dormir.

6. Intentar poner la mente en blanco.

7. Controlar el temor al insomnio: Despertar durante la noche puede generar ansiedad por temor al insomnio, lo cual, dificulta continuar con el ciclo del sueño.

8. Consultar con tu Médica: si a pesar de implementar estas estrategias para dormir, las cosas no funcionan bien, y no logras obtener sueño de buena calidad, busca ayuda profesional.

Apropiación cultural

La apropiación cultural puede ser entendida como la utilización de elementos culturales típicos de un colectivo étnico por parte de otro, despojándola de todo su significado y banalizando su uso. 

Cuando se usurpa un elemento cultural con finalidades que nada tienen que ver con las que se le atribuyen eso es apropiación cultural, se habla de profanación, falta de respeto, distorsión, falso exotismo.

No todos los paises latinoamericanos se sienten identificados con sus pueblos indígenas. La batalla que los pueblos indígenas llevan dando desde hace 528 años les ha expuesto a la amenaza constante de perder su vidas, costumbres, tradiciones.

La apropiación cultural es una manera de mercantilizar aspectos culturales que han existido desde hace tiempo fuera de los márgenes del mercado, y que han sido introducidos en este desde la perspectiva de la cultura occidental blanca. 

Fuentes: Camila Sánchez – Socióloga Univerisdad Santo Tomás 

Adrián Triglia – Psicólogo Director Editorial de Psicología y Mente https://psicologiaymente.com/social/apropiacion-cultural

https://es.wikipedia.org/wiki/Apropiaci%C3%B3n_cultural

Síndrome de la Impostora

Pauline Clance y Suzanne Imes publicaron un artículo sobre el “síndrome de la impostora” en 1978.

Las dos psicólogas en su investigación analizaron un grupo de mujeres con grandes logros y encontraron que la gran mayoría de estas mujeres desconfiaban de sí mismas. Pensaban que su éxito había sido un fraude y que tarde o temprano eso se descubriría. A esta forma de respuesta, la llamaron “Síndrome de la impostora” 

¿Cómo reconocerlo? 

Las respuestas del síndrome de la impostora usualmente aparecen cuando tenemos que enfrentarnos a nuevas oportunidades o tenemos que empezar algo desde cero.

El constante miedo al fracaso nos hace procrastinar, es decir posponer nuestras tareas constantemente. 

En otras ocasiones puede llevarnos a sobreexigirnos y a obsesionarnos con la perfección.   

Si nos equivocamos, nos obsesionamos con pequeños errores y olvidamos que somos humanas 

¿Cómo mitigar el síndrome de la impostora? 

– Acepta las felicitaciones de tus compañeras. Piensa bien en su significado, no lo relativices. 

– Sé amable contigo misma.

 – No te des por vencida antes de empezar el camino… si te equivocas, lo harás mejor la próxima vez.

– Disfruta de tus éxitos por tiempos más prolongados, prémiate a ti misma.

– Comparte tus temores con alguien en quien confíes. 

– Recuerda, siempre se puede volver a empezar.

https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_impostor

¿Qué son los primeros auxilios psicológicos?

Imagen: @amplifierart

El propósito de los primeros auxilios psicológicos es acompañar a la persona a procesar su crisis, a encontrar sentido y a cultivar su resiliencia.

Como su nombre lo indican se refieren a una primera instancia de cuidados que pueden recibir las personas una vez que han presenciado una crisis personal o humanitaria, desastres naturales, desastres causados por humanos.

Consiste en el contacto inicial con otra persona, puede ser una aliada, personal de salud, trabajadora humanitaria o social, psicóloga o psiquiatra o personal de rescate. Este contacto se basa en la EMPATIA y el RESPETO por la persona que enfrenta una crisis y tiene como finalidad ACOMPAÑARLA Y APOYARLA a entender lo que está sucediendo.

¿Cómo te encuentras? ¿Cómo te sientes? Estas dos preguntas son la base de lo que las especialistas llaman la ENTREVISTA EMPATICA. Esta conversación tiene la finalidad de poder establecer el contacto, hacerle saber a la persona que no está sola y que si quiere puede hablar, pedir ayuda o comenzar a solucionar lo más inmediato.

¿Cómo podemos ayudarte en este momento? ¿Qué necesitas? ¿Qué deseas hacer ahora? Son algunas de las preguntas que formulamos para poder apoyar a las personas a manejar su crisis, estabilizarse, tomar control de su situación y asimilar lo sucedido.

Es importante recordar que al iniciar una entrevista empatiza se debe establecer que la persona se encuentra saludable, en manejo de sus facultades mentales y fuera de peligro. Estos tres aspectos son muy relevantes ya que el mandato de las personas que proveemos primeros auxilios psicológicos debemos SIEMPRE referir a quienes acompañamos al nivel profesional de apoyo médico, legal, psicológico superior.

El mandato de las personas que proveemos primeros auxilios psicológicos debemos SIEMPRE referir a quienes acompañamos al nivel profesional de apoyo médico, legal, psicológico superior.

Los primeros auxilios psicológicos son el apoyo básico para personas después de una emergencia, no debemos confundirlos con el diagnóstico, el tratamiento o la atención profesional.

En los espacios digitales, asimilar lo que sucede a las personas que enfrentan violencias en línea es doloroso e injusto. Aceptar que las imágenes íntimas de una persona circulan libremente por las redes; entender los alcances de los perpetradores; pensar en cómo hablar con nuestros familiares, amigues o compañeres de trabajo sobre lo sucedido; internalizar la batalla que sigue y cómo queremos enfrentar lo que pasa.

En el pasado, el manejo de emergencias se enfocaba más en esfuerzos de reconstrucción y sanar las heridas físicas de las personas. Fue hasta inicios de los 80s, con la identificación del estrés post traumático que se abrió la puerta a enfoques más holísticos para manejar emergencias mentales. Hoy, en este entorno de violencias de género contra las mujeres, hacemos uso de los Primeros Auxilios Psicológicos para acompañar-nos y hacer frente a los efectos que la violencia provoca en la salud mental.

Se reconoce que la MAYORÍA de las personas no desarrollarán padecimientos mentales graves tras un desastre natural, humano, una emergencia o pandemia. Esto no niega que la persona no sienta dolor, angustia, estrés o cansancio exacerbado y tristeza. La realidad es que con apoyo básico la mayoría de las personas se recuperan poco a poco, fortalecen sus mecanismos de resiliencia y procesan lo sucedido.

¿Qué pasa con el otro 15%? Son las personas con per-existencias -es decir que han experimentado síntomas mentales o psiquiátricos previos, quienes toman medicamentos psiquiátricos, las que genéticamente tienen predisposición -si sus familiares han experimentado enfermedades mentales. Ellas necesitarán el nivel superior de apoyo médico y es la labor de las personas que proveemos los primeros auxilios psicológicos de acompañarles para que lo reciban.

Más del 85% de las personas se recuperarán psicológicamente bien de un desastre, si reciben apoyo básico.

Los primeros auxilios psicológicos suministrados idealmente por pares o miembres de la comunidad para que sean más efectivos. Algunas personas se sienten cómodas con miembres de su comunidad, otras con personas de su entorno social o religioso, otras prefieren recibir estos cuidados de forma anónima y confidencial. Cada una de nosotras elige el espacio y el entorno en el que prefiere recibir la atención y los cuidados, cuándo y con qué frecuencia.

Fuente: OMS,  Primeros auxilios  psicológicos: Guía para trabajadores de campo (2012)

Estrés Financiero y Salud Mental


Latinoamérica y el Caribe marcan un récord histórico de 41 millones de personas desempleadas, como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Según la Organización Internacional del Trabajo, Chile, Brasil, México y Colombia son los países más afectados de la región.

En América Latina se registra un descenso de 18,3% de horas laborales en el segundo trimestre de 2020, por encima del 14 % de la disminución a nivel mundial, en el mismo periodo.

El Financial Health Institute define al Estrés Financiero como una condición causada por eventos que crean ansiedad y preocupación, a menudo junto con una respuesta física.

Dos de los efectos más comunes del estrés financiero son la ansiedad y la depresión. Este tipo de estrés puede hacer que los músculos se tensen hasta el punto de un dolor grave. Puede causar dolor de cabeza y dolor de estómago. También perjudica el funcionamiento del sistema inmune, haciéndolo más vulnerable a muchas otras enfermedades.

Consejos prácticos para militar los efectos del estrés financiero:

  • Consultar a su médico: Si está experimentando síntomas físicos como ataques de pánico, insomnio, depresión, o hipertensión a consecuencia de sus problemas financieros, visite a un médico.
  • Buscar ayuda profesional: Si sus apuros financieros están combinados con comportamiento abusivo o autodestructivo —en usted o en sus seres queridos. 
  • Hacer Ejercicio: El ejercicio constante puede ayudarle a reducir el estrés. 
  • Hacer frente a los cobradores: Los cobradores pueden ser agresivos. Si está recibiendo llamadas, necesita negociar un plan de pagos o, si es imposible, pedirles que dejen de llamarle
  • Hablar de ello: Busque a alguien en quien confiar —un amigo íntimo pariente o un profesional de salud mental— para compartir los temores y preocupaciones que está padeciendo.
  • Ser realista: Si ha estado haciendo malabares con sus cuentas, no podrá tener una idea claro de dónde está usted parado económicamente.
  • Completar un presupuesto detallado es decisivo si quiere cambiar la situación en la que se encuentra ahora.

Fuentes:

https://www.infobae.com/tendencias/2019/11/25/que-les-sucede-al-cerebro-y-al-cuerpo-cuando-estas-estresado-por-dinero/) https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2017/07/como-enfrentar-el-estres-financiero.pdf) https://www.redalyc.org/pdf/727/72705106.pdf) https://www.france24.com/es/20200701-oit-latinoamerica-desempleo-economia-pandemia-covid19)

¿Cómo funciona Vita Activa?

Un día en la línea de ayuda

Muchas personas nos han preguntado últimamente cómo es un día en Vita Activa, la línea de apoyo para mujeres y personas LGBTIQ+, periodistas, activistas y defensorxs de los derechos de género, del trabajo, de la madre tierra y de la libertad de expresión.

Así que decidimos tomarnos el tiempo y contarles con detalle lo que hacemos todos los días, tal vez aclaremos algunas dudas y les confirmemos nuestro compromiso con el poder que cada una de ustedes de cambiar sus historias. 

Primer Contacto 🐟

Dos o tres veces al día recibimos mensajes, en nuestro Whatsapp a distintas horas del dìa, 12 pm, 6 pm, 10 pm, 9 am.

La gran mayoría de estos mensajes inician de la misma forma:

“Estoy desesperada. ¿Alguien puede ayudarme?”

“Tengo un problema, necesito ayuda”

“Me siento fatal, por favor, ¿están ahí?”

Cada vez que aparecen, sentimos la angustia, el dolor, los sentimientos de impotencia de las personas que nos contactan. Los mensajes son recibidos en nuestra línea de ayuda por una de las acompañantes que todos los días estamos al pendiente.

Nuestro trabajo inicia en ese momento. Primero establecemos los parámetros de la conversación, de forma solidaria, sorora, amable. 

“Sentimos lo que te está pasando.”

“Este es un espacio seguro”

“Esta conversación es anónima, confidencial y gratuita”

El mandato principal de Vita Activa es acompañar a las personas que nos contactan emocional y humanamente, apoyándoles con escucha, consejos, ideas y mucho mucho tiempo para estar con elles.

Primeros Auxilios Psicológicos ⛱

Los primeros auxilios psicológicos consisten en técnicas desarrolladas en entornos de apoyo en crisis humanas o naturales para que trabajadorxs humanitarixs pudieran apoyar a las personas que estuvieran experimentando trauma, dolor o una afectación aguda de su situación personal. 

La idea es simple, acompañar a las personas en su momento de crisis, apoyarlas para que cuenten lo que pasa, que puedan sentir y pensar sobre lo que sucede y que puedan reflexionar sobre los siguientes pasos que ellas quieren tomar.

¿Cómo te sientes? ¿Qué pasó? ¿Cómo podemos apoyarte? Son las preguntas con las que iniciamos conversaciones o entrevistas empáticas como las llama el modelo técnico, que vía mensajes de chat pueden durar hasta una hora y hasta 3 sesiones por persona.

Durante esas comunicaciones:

  • Apoyamos a la persona que nos llama a manejar la crisis que experimenta concentrándose en su cuerpo y en sus emociones.
  • Acompañamos a la persona durante su proceso de comprensión de lo que pasa, 
  • Armamos estrategias con la persona para abordar las posibles decisiones que puede y quiere tomar.

Las Respuestas 🌟

En su gran mayoría los casos que recibimos son de personas cuyos contenidos íntimos (fotos, videos, conversaciones) han sido difundidos de manera pública sin su consentimiento.

A veces es una persona desconocida que toma fotos de los perfiles de redes sociales y crean packs -paquetes de imágenes eróticas o erotizadas- y los difunden públicamente, los comercializan, los venden o los viralizan. La persona involucrada se entera cuando el perpetrador la quiere extorsionar o chantajear con el contenido. Lo que comúnmente llaman sextorsión o cyberpornografía.

En otras ocasiones es una expareja o persona conocida que amenaza con difundir o la difusión  materiales íntimos que fueron tomados con mutuo consentimiento. El acuerdo entre la persona y el perpetrador se rompe cuando estos materiales salen del círculo de confianza y se vuelven públicos. Lo que llaman comunmente pornografía no consentida o ciberamenazas.

En un tercer escenario, cuando la persona agredida es una periodista, comunicadora o activista y para silenciarla, desprestigiarla o amedrentarla se difunden imágenes eróticas o erotizadas de su persona en entornos profesionales (esas imágenes pueden ser auténticas o falsas), creándole problemas en el trabajo, con su audiencia o sus lectorxs. En este caso es violencia de género contra las periodistas.

En otros casos los datos personales de una persona han sido accesados y sus cuentas de banco, redes sociales o de correo electrónico son usados sin su consentimiento. Lo que llaman hackeo o phishing.

Cada caso es diferente, algunas deciden denunciar en las plataformas de redes sociales que han sido usadas para acosarlas y violentarlas. Algunas personas deciden trabajar en ellas mismas, concentrarse en su salud mental y su estabilidad psicológica primero. Vita Activa acompaña también los procesos de denuncia de aquellas las personas que abren gestiones con las plataformas de redes sociales . Otras personas deciden denunciar frente a la ciberpolicìa o la policía cibernética en sus países y en esos casos referimos los casos a aquellas organizaciones locales feministas que pueden dar seguimiento en el terreno. ¡Gracias hermanas!

Finalmente 💫

Las conversaciones finalizan de manera muy distinta a como comenzaron. Agradecimientos, abrazos, sonrisas -a veces- alivio, descanso. Siempre de manera anónima, entre amigas que han cambiado la relación que tienen con la agresión que han recibido o el perpetrador o agresor que las ha lastimado.

La relación con muchas de ellas sigue hasta la fecha, nos seguimos comunicando desde la línea, nos ponemos al corriente, recordamos lo importante que es estar unas para las otras. 

“¿Quiero saber con quién hablo? ¿Tienes un nombre?”. Las que trabajamos en la línea de ayuda respetamos el anonimato y confidencialidad de todas las historias que recibimos practicando el anonimato nosotras mismas.

La equipa 💜

Las acompañantes de Vita Activa somos periodistas, comunicadoras, psicólogas y trabajadoras humanitarias y todos nuestros intereses confluyen en la pasión que tenemos por apoyar a las que experimentan violencias en línea, en entender los porqués y construir juntas los cómos.

Si tienen más preguntas saben dónde encontrarnos

Glosario sobre racismo

Las manifestaciones de apoyo recientes en Estados Unidos y alrededor del mundo al movimiento de Las Vidas Negras Importan #BlackLivesMatter  y su inseparable relación con los abusos de poder de la policía evidencian de forma deliberada la dificultad con la que se habla -o no- de la raza y la forma como se denuncia -o no- la violencia racial en América Latina.

La raza es uno de los elementos que constituyen el espectro de la interseccionalidad. De la mano de otras condiciones sociales como la clase, la etnicidad, el sexo o el género inclinan la balanza para favorecer o desfavorecer aquellos aspectos identitarios hegemónicos en las sociedades en las que vivimos.

Hoy queremos concentrarnos en definiciones de conceptos que habrás escuchado o leído en conversaciones, noticias o artículos recientes. Abrir el diálogo sobre la raza en nuestros espacios requiere que definamos el contexto, el espacio, las ausencias y los límites conceptuales.

Todas estas definiciones han sido tomadas de la Wikipedia, artículos traducidos del inglés y conferencias y webinarios recientes. Usémoslas para llamar a la violencia por su nombre. Agradecemos a todas las personas creadoras, autoras e investigadoras de estos contenidos.

Debatir abierta y empáticamente, nombrar lo que nos hiere y lo que no queremos en nuestras vidas es el llamado del presente. La violencia racial es violencia, de eso no hay duda; nuestra tarea es hacerla visible y responsabilizarnos por la parte que hayamos desempeñado como sociedad en su propagación.

Las invitamos a compartir sus ideas a seguir la conversación y a crear espacios para que rechacemos el racismo y la violencia racista juntas.

Racismo: Es un sentimiento exacerbado del sentido de superioridad debido al color de la piel de un grupo étnico en particular. Habitualmente causa discriminación o persecución contra otros grupos étnicos percibidos como una amenaza. La palabra designa también la doctrina antropológica o la ideología política basada en ese sentimiento.

Blanquitud: Los estudios sobre la blanquitud son espacios interdisciplinarios de investigación iniciados en los Estados Unidos, particularmente desde finales del siglo XX y se centran en lo que los proponentes describen como los aspectos culturales, históricos y sociológicos de las personas identificadas como blancas, y la construcción social de “blanquitud” como una ideología vinculada al estatus social.

Privilegio blanco: Funciona de manera diferente en sitios diferentes. La piel blanca de una persona podría no ser un activo para ellos en cada lugar concebible o situación. La gente blanca es también una minoría global y este hecho afecta las experiencias que ellos tienen fuera de sus áreas de casa. Sin embargo, algunas personas que usan el término “privilegio blanco” lo describen como un fenómeno mundial, siendo resultado de la historia de colonialismo por europeos blancos occidentales. Un autor declara que hombres estadounidenses blancos, por ejemplo, son privilegiados en casi por todas partes en el mundo, aún cuando muchos países nunca hayan sido colonizados por europeos occidentales  El privilegio blanco global está relacionado con el excepcionalismo estadounidense y la hegemonía racial.

Colorismo: Es una discriminación que privilegia a las personas de un determinado tono de piel, generalmente el más claro, sobre otros. Es un subproducto del racismo. La investigación​ ha encontrado amplia evidencia de discriminación basada en el color de la piel en la justicia penal, los negocios, la economía, la vivienda, la atención médica, los medios de comunicación y la política en los Estados Unidos y Europa. Los tonos de piel más claros se consideran preferibles en muchos países de África, Asia, América Latina y el Caribe.

Fragilidad Blanca: Robin Di Angelo nota que “el privilegio blanco puede ser considerado como un equilibrio racial inestable”. ​ Cuando se desafía este equilibrio, el estrés racial resultante puede volverse intolerable y puede desencadenar un rango de respuestas defensivas. DiAngelo define estos comportamientos como la fragilidad blanca. Por ejemplo, DiAngelo observó en sus estudios que algunas personas blancas, cuando se enfrentan a problemas raciales relacionados con el privilegio blanco, pueden responder de forma emotiva, angustia u otras respuestas defensivas porque pueden sentirse personalmente implicadas en la supremacía blanca. 

Negritud: Corresponde al movimiento político, ideológico y literario caribeño desarrollado durante la primera mitad del siglo XX; en él se reunieron escritores e intelectuales con el fin de levantar “un proyecto que intentó definir una identidad cultural y social de origen africano-francés para el Caribe, recogiendo la tradición negra y, simultáneamente, apropiándose de los lenguajes estéticos de la vanguardia para manifestarse”,​ buscando de ese modo el reconocimiento de la identidad del hombre negro frente a las políticas metropolitanas de asimilación cultural,  propias del sistema colonial al que estos autores se encontraban subordinados. 

Negrismo: Movimiento de carácter literario propio de las Antillas en el mar Caribe. Este movimiento se desarrolló a comienzos del siglo XX, y se caracterizó por el énfasis en la cultura y problemáticas de la sociedad negra, promoviendo su cultura.​ Tuvo relación y afinidades con el Harlem Renaissance en Estados Unidos y el movimiento de la négritude en las Antillas francesas.

Trabajo en línea en clave feminista

Contenido por CV Harquail en en blog de Gender Avengers. Traducido al español por Pat Polanía.

Estas son 20 sugerencias de cómo llevar las prácticas feministas al trabajo en línea…y hacer nuestra vida -en eternas reuniones en línea- más ética, empática y co-creativa. Comencemos…


1. Establecer acuerdos de trabajo para la grupa y la sesión utilizando un proceso democrático y participativo. Los acuerdos deben incluir su visión para trabajar juntxs, cómo manejarán los desafíos de participación y más.

2. Rotar los roles de anfitriona, líder de conversación y facilitadora de una reunión a otra. Compartir oportunidades para tomar notas o resumir conversaciones, informar, etc. entre lxs participantes.

3. Elaborar un reconocimiento de terreno que refleje de dónde vienen todxs lxs participantes y/o lo que están creando juntxs en el espacio virtual.

4. Organizar un momento de contacto virtual en el que cada participante pueda hablar y compartir su nombre. Que cada voz se escuche una vez al comienzo, para establecer una práctica de invitar a todxs en la reunión a participar.

5. Crear un gesto grupal (un movimiento de la mano, una expresión facial, un grito) que lxs miembrxs puedan usar juntxs para abrir y cerrar reuniones. Esto puede ser sorprendentemente divertido, ya que crea no sólo ligereza sino también un sentido físico de comunidad en toda la red.

6. Reunir un documento público en un Pad o Google Drive que tenga la agenda, cualquier lectura previa o información, diapositivas, diagramas, listas de referencias, información biográfica y de contacto sobre lxs participantes, acuerdos grupales anteriores y cualquier otra información que pueda ser útil. Inviten a todxs a contribuir a ello. Se puede acceder al documento antes y durante una reunión para apoyar las conversaciones grupales. Un documento puede ser especialmente útil para lxs participantes que prefieren múltiples formas de acceder a la información.

7. Antes de tomar un descanso, ofrecer una meditación de un minuto y pedir a las personas que reflexionen sobre lo que necesitan hacer más durante el descanso para cuidarse.

8. Dar tiempo suficiente para la interacción y el proceso interpersonal, no sólo para “hacer las cosas”. El colectivo como un todo y cada individuo en él necesita ser atendido. Este cuidado lleva tiempo.

9. Invitar a todxs a compartir la misma imagen visual desde su punto de vista: una pancarta, una obra de arte, una planta, una palabra. Debido a que los fondos, gifs o memes virtuales a veces sólo están disponibles para aquellxs con tecnología muy actualizada, hacer que algunxs participantes los usen puede dejar a otrxs fuera. Encuentren algo que todxs puedan compartir.

10. Decidir como grupo si grabar o no las reuniones. A menudo, la opción predeterminada es “sin grabación” si una sola persona no lo quiere, pero esto no debería ser automático. Otrxs participantes pueden encontrar una grabación realmente útil. Resolver esto juntxs.

11. Elegir la tecnología más simple para la tarea en cuestión. Recuerden que la tecnología más simple es a menudo la más fácil de usar para todxs. La tecnología más simple reduce la demanda de todo tipo de recursos e iguala el acceso para aquellxs que tienen menos.

12. Cuidar los cuerpos y los corazones, así como las mentes. Poner las pausas de movimiento, la reflexión y el intercambio emocional en la agenda. 

13. Abrir otros canales de comunicación para que se ejecuten en paralelo con la conversación, para ampliar las posibilidades de muchos tipos de contribuciones y para que se unan muchas voces diferentes.

14. Diseñar un ritual de cierre para combinar con un reconocimiento de apertura. Considerar algo relacionado con la creación de un futuro compartido.

15. Agregar un regalo en el correo electrónico de seguimiento, no solamente un enlace a las notas de la reunión, sino también un pequeño regalo descargable (una imagen, un folleto, un enlace a una canción).

16. Poco antes de finalizar su reunión, invitar al grupo a considerar cómo fue su experiencia juntxs y si ésta se alineó con los acuerdos grupales que establecieron anteriormente.

17. Crear un conjunto de gestos que comuniquen respuestas que son importantes para el grupo. Además del “golpe de puño feminista”, también tenemos una forma de colocar nuestras manos sobre nuestros corazones para indicar profundidad de sentimiento, aumentamos el volumen cuando estamos de acuerdo, y también chasqueamos los dedos mientras alguien habla para indicar nuestro apoyo. Cada uno de estos gestos se suma a la sensación de que estamos juntxs en esto.

18. Poner música mientras la gente se une y abandona la reunión. Varios minutos antes del final de un descanso, comenzar a tocar música alegre para ayudar a la gente cuando es el momento de regresar y darles la bienvenida mientras se reagrupan. ¡Incluso pensar en tener una invitada musical para tocarnos una canción al cierre!


19. Ayudar a tener en cuenta a toda la comunidad. Tomar una captura de pantalla de toda la comunidad: una vista de galería de todos lxs participantes, con su aprobación. Esto puede compartirse en las redes sociales, imprimirse para colgar junto a su computadora o enviarse en un correo electrónico de seguimiento a lxs participantes.  


20. Estar lo más presente posible y agregar un poco de sabor a su presencia. Usar accesorios, apodos, pronombres, accesorios, actividades, lo que sea que les invite a agregar un poco más de “ustedes” a la reunión. Beban un poco de té juntxs. Usen sombreros, lazos, bufandas, ropa alegre, pendientes divertidos. Usen emojis y GIFs en el chat grupal. Hagan que sus mascotas se acerquen para una visita rápida.

Es posible que ya estén aplicando alguno de estos consejos sin saberlo. ¿Nos olvidamos de algo más? Compártenos tu ideas y buenas prácticas….